sábado, 9 de julio de 2011

(fire)Flies.

120 km/h. Por la periferia de Paris. La adrenalina te nubla el cerebro, tienes ganas de subir más, pero la poca sensatez que todavía te queda te lo impide. La luz de las farolas se refleja en tus ojos. Sientes la moto vibrar bajo tus piernas, y el rugir del motor retumba en tu cabeza.
Llegas al lugar derrapando. Apesta a gasolina y a neumático quemado, pero muestras indiferencia ante ello. 
Te apoyas en la moto y ves que la gente te mira a lo que les ignoras.
Nadie sabe quién es la pelirroja nueva, de dónde ha salido, ni quién le ha invitado.
Pero pronto empiezan a venir moscones a probar suerte.
Te ofrecen un cigarro, al que miras con desconfianza, pero aceptas.
Aspiras el veneno y hechas una humareda por la nariz. Típico en gente que lleva tiempo fumando.

¿No se supone que tienes un pasado limpio de humo?


Ilse.

1 comentario:

  1. Tal vez sean otros humos los de su pasado.
    Un beso!! Y feliz dominguete.

    ResponderEliminar

Si dejas comentarios, que sean sobre la entrada, blog, o alguna pregunta que tengas para mi. Por favor, no hagas spam, no visitaré tu blog si lo haces...
gracias :)