viernes, 30 de septiembre de 2011

Pull my trigger now (s)he's dead.

"Mentíamos y nos gustaba, nos reíamos a sus espaldas. Tuvimos todo lo soñado, pendíamos de un hilo. 
Solíamos pensar que la vida eran cuatro días, que no importaba que hiciste ayer mientras hoy puedas deslumbrarlos a todos.   
Nos consumíamos la una a la otra. Empezamos a mentirnos, eso fue lo peor.Fundé un pueblo en medio del desierto, estas cosas no suelen salir bien.  
Puede que fuera el alcohol, las drogas, las mentiras y el dolor. Suelen decir que si mezclas pastillas con alcohol puedes acabar muy mal. Si las mezclas con sentimientos, acabas peor.                                     
Realmente nunca he llegado a saber cómo llegó a parar el arma a mis manos.¿Qué coño hacía un revólver en una fiesta?Ni siquiera sé cómo llegamos a ese punto.  
Los recuerdos de esa noche son vagos, confusos, pero puedo recordar perfectamente el retroceso del disparo, las lágrimas en mis ojos y en los suyos, su cara de estupor mirando la herida en el pecho, y la sangre corriendo a borbotones."

"Cuando me empezó a gustar la sangre"
Pude leer en el título.

- Margaret y él.

2 comentarios:

  1. Impactante. Me ha gustado mucho :)

    ResponderEliminar
  2. los excesos siempre son malos..
    me encanta tu forma de escribir.

    ResponderEliminar

Si dejas comentarios, que sean sobre la entrada, blog, o alguna pregunta que tengas para mi. Por favor, no hagas spam, no visitaré tu blog si lo haces...
gracias :)